Tips para comprar tu propiedad en la zona más conveniente

May 16 2022

Si los terrenos están dispuestos en un barrio o en un loteo, habrá que tener en cuenta no solamente su valor sino también comparar el tamaño de los terrenos, su ubicación, su orientación; si está sobre avenida, ruta o calle interna, los accesos y la cercanía a distintos centros de salud, educación y esparcimiento, entre otros.

 

Es posible que, en base a nuestras posibilidades económicas, la oferta y la demanda, no podamos satisfacer al 100% nuestros deseos. Es por esta razón, que debemos priorizar aquellos aspectos que consideramos innegociables y resignar otros no tan relevantes.

 

Orientación de la fachada

 

La orientación es la posición que tiene la ubicación de una vivienda respecto al sol. Dependiendo de hacia donde apunta la fachada de la casa y de si está en el hemisferio norte o sur; cambiará la luz natural que recibe, el ahorro energético, etc. 

 

El asoleamiento es la exposición solar de la vivienda. Es un concepto que viene de la arquitectura bioclimática.

 

Este concepto se utiliza para estudiar la cantidad de luz natural y radiación que obtendrá un edificio en función de la geometría solar y la situación de una vivienda; y proyectar en función de su análisis.

 

Encontrar la orientación óptima para una vivienda es importante por cuestiones energéticas, pero también por una cuestión de confort y calidad de vida.

 

Cómo calcular la orientación de una vivienda

 

Para calcular la orientación de una vivienda hay que tener claro el comportamiento del sol con respecto a la tierra: el sol nace por el este y se pone por el oeste. Además, el sol se inclina hacia la zona norte.

 

Debido al movimiento de rotación de la tierra sobre su eje, en el hemisferio sur en invierno el sol incide de forma más oblicua y horizontal, mientras que en verano es al contrario: el sol incide de manera más vertical.

 

Para poder obtener datos más exactos sobre la ubicación de nuestra vivienda podemos recurrir a:

 

        Obtener los planos de la propiedad

 

La forma más precisa de conocer la orientación de una vivienda es acceder a los planos. Si no disponemos de ellos, se pueden consultar en el Catastro.

 

Los planos se disponen situando la parte superior mirando al norte, así que en función de esto, podemos saber hacia qué punto cardinal está orientada cada parte de la casa.

 

        Utilizar una brújula

 

Si tenemos acceso físico a la vivienda o el terreno sobre la que queremos calcular la orientación, podemos utilizar una brújula para saber su posición respecto al sol.

 

Una vez dentro de la vivienda, solo tenemos que colocarnos frente a la pared y mirar hacia donde apunta la aguja.

 

        Calcular la orientación con Google Maps o Google Earth

 

Una buena opción para conocer la orientación de un inmueble sin necesidad de desplazarse hasta él es recurrir a los planos es Google Maps. Para calcular la orientación de una casa con Google Maps sólo se necesita la dirección de la vivienda.

 

Una vez localizada la ubicación de la vivienda, la introducimos en el buscador y orientamos el mapa para que el norte quede arriba en el plano.

 

Un inmueble puede cambiar sus ambientes, su distribución o su decoración, pero jamás podrá cambiar su ubicación.

 

Es por esta razón que debemos tener en cuenta cada detalle antes de tomar la decisión definitiva de adquirir la propiedad.

 

Además de la orientación y la ubicación, es de suma importancia tener en cuenta los servicios con los que cuenta, los colegios, hospitales, la seguridad, el entorno, los comercios cercanos, la accesibilidad, el transporte público, entre otras variables importantes de analizar.

 

Contenido producido originalmente por SabioMarketing para Inmobiliaria Gauthier & Asociados.