Beneficios de vivir en un barrio cerrado

Nov 26 2021

A la hora de comprar o alquilar una vivienda, muchas personas buscan propiedades en zonas céntricas pensando en beneficios como la cercanía a sus lugares de trabajo o centros estudiantiles, la practicidad de tener diferentes locales cerca y la facilidad de acceso desde diferentes puntos de la ciudad.

Sin embargo, hay quienes eligen vivir en barrios cerrados porque privilegian otras cuestiones, como la tranquilidad, el contacto directo con la naturaleza, la amplitud de los espacios y la seguridad.

Aunque a menudo estén alejados del centro de la ciudad, residir en urbanizaciones cerradas conlleva numerosos beneficios:

Tranquilidad

¿Estás acostumbrado al ruido de trenes, colectivos y avenidas repletas de tráfico? Una de las principales ventajas de vivir en un barrio cerrado es que esos sonidos no forman parte del paisaje acústico del lugar.

La vida dentro de una urbanización cerrada es muchísimo más tranquila porque allí no hay demasiada cantidad de vehículos y existe una limitación de velocidad de circulación. Allí el clima es relajado y favorece el descanso.

Seguridad

Uno de los principales motivos que llevan a las personas a elegir barrios cerrados es la inseguridad que se vive actualmente en las calles.

Dado que su uso es exclusivamente residencial y que existen controles en los accesos al recinto, las urbanizaciones urbanas son espacios ideales para que los niños jueguen o recorran el barrio sin riesgos, haciendo que las familias se sientan seguras.

Amplitud de espacio

Nada de vivir en ambientes reducidos o en viviendas en las cuales hay que compartir diferentes rincones con otros integrantes del hogar.

Las residencias de los barrios cerrados son construcciones amplias que cuentan con ambientes espaciosos, garajes y jardines propios y zonas de esparcimiento privadas.

Contacto con la naturaleza

Uno de los mayores beneficios que aportan los barrios cerrados es la posibilidad de tener un contacto directo con la naturaleza.

En las urbanizaciones cerradas se puede disfrutar de estar al aire libre en áreas comunes, ya sea dando un paseo, andando en bicicleta o realizando un deporte.

Servicios

La mayoría de los barrios cerrados tienen servicios exclusivos para residentes como piscinas, canchas de tenis o de paddle, quinchos, salones de usos múltiples y parrillas.

Algunos también poseen despensas, servicios de limpieza y jardinería y hasta guarderías y colegios para los más pequeños.

Ambiente familiar

Por último, otro de los beneficios de vivir en un barrio cerrado es el ambiente ameno y familiar que reina en estos recintos.

Allí, todos los vecinos se conocen, lo que facilita el trato entre ellos y permite que los niños jueguen libremente en la calle o al aire libre en los espacios comunes.

 

Después de leer acerca de las ventajas de residir en este tipo de urbanizaciones, ¿tenés ganas de mudarte a un barrio cerrado?

En Gauthier & Asociados contamos con la experiencia y el conocimiento necesarios para asesorarte sobre los mejores barrios cerrados para vos y tu familia.

 

Contenido producido originalmente por Sabio Marketing para Gauthier & Asociados